Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

Cuando todo se puso de cabeza nosotros giramos la pantalla para seguir creando

El 2020 quedará en nuestra memoria como el año en el que la vida cambió indefinidamente. Un diminuto ser vivo con un nombre que se asemeja a la realeza, nos obligó a reinventarnos, aún cuando no estábamos preparados. A good;) también llegó el rumor que se extendía por el mundo, teníamos que sumarnos al aislamiento preventivo y fue así como nuestra casa se convirtió en nuestro lugar de trabajo. Con el tiempo –no mucho– recibimos los equipos, la taza en la que tomábamos café y todos los objetos que adornaban nuestros escritorios. Trasladamos, las sonrisas, las alegrías, los chistes y las angustias a nuestro grupo de WhatsApp,

Nuestras reuniones adquirieron más valor, porque empezamos a fortalecer lazos a través de un nuestros celulares y computadores. Seguimos en el proceso de humanizar el home office, de reinventarnos, de descubrir, de aprender y sorprendernos a nosotros mismos con nuestro nivel de compromiso y pasión por los nuevos retos. Somos un equipo diverso con realidades y percepciones tecnológicas diferentes. Cada día aprendemos más los unos de los otros y descubrimos nuevos talentos; nuestra confianza aumentó un 300% porque descubrimos que sabemos hacer mucho más de lo pensábamos.

En el proceso de reinvención, empezamos a salir de nuestra zona de confort, para aventurarnos y empezar a proponer nuevas formas, nuevos medios y nuevas ideas que nos permitieran reafirmar el compromiso con nuestros clientes. Entendimos que la comunicación efectiva sería el motor para seguir adelante. Nuestras estrategias tuvieron un cambio de 180° y reafirmamos que nos llamamos good;) pero nuestra bandera se pinta de los colores de quienes confían sus proyectos en nosotros. Descubrimos que todos hacemos parte de un equipo que va más allá, que propone soluciones y le apunta al desarrollo sostenible del país desde una mirada innovadora, consciente del presente y visionaria para los retos del futuro. 

 

Sabemos que el mundo cambió y nosotros estamos evolucionando,  adaptándonos para seguir el ritmo que nos toca el futuro y aventurándonos para estar un paso adelante. En medio de todo este cambio, que sabemos no es fácil, tenemos la certeza de que no estamos solos, incluso ahora nuestro equipo es más grande, porque estando en casa, empezamos a compartir nuestro escritorio y nuestra hora good;) con nuestras familias, nuestras sillas con nuestros gatos y aprendimos a compartir nuestro espacio de trabajo con perros  que filtran y hacen oír sus ladridos en otros países. 

Aún no tenemos certeza de qué nos espera en el futuro, seguimos trabajando con un equipo multidisciplinario, cada vez más integrado, lleno de nuevas ideas para seguir ampliando nuestro portafolio, para seguir creando, para contribuir al cambio, orientando nuestras ideas y esfuerzos para que las iniciativas de las organizaciones con las que trabajamos lleguen más lejos, desde lo que mejor sabemos hacer, desde la Comunicación para el Desarrollo Sostenible.

 

Artículo escrito por: El team good;). Un equipo creativo, amante del café y comprometido con hacer las cosas de manera diferente. Motivado por su convicción para crear, para soñar y para proyectar. Polifacético están los introvertidos, los charladores y los más formales, pero todos comparten la visión de trabajar en pro de la sostenibilidad.